martes, 17 de septiembre de 2013

La hora bruja V

                  Dame la libertad del agua de los mares.
                  Dame la libertad de la tormenta.
                  Dame la libertad de la tierra misma.
                  Dame la libertad del aire.
                  Dame la libertad de los pájaros de la marisma. 

                                   

                             (Basado en un poema de, José Manuel Caballero Bonald).  

7 comentarios:

  1. por desgracia normalmente la libertad no se da, se toma :))

    besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si pero es mucho más cómodo ser dócil y complaciente con el amo.

      La libertad es más trabajosa y peligrosa, y esta es una sociedad comodona.

      Salud.

      Eliminar
  2. bipolarrrr... hazme casito que te he mandado un correito pidiendote una fotito...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdito, pedacito de trocito.

      Eliminar
    2. No he recibido ningún correo tuyo ¿Qué foto quieres?

      Eliminar
  3. Hay quien siendo libre no sabe qué hacer con ello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón MaLquE, pero es que se nos educan para tener miedo a la libertad, nos educan para ser dóciles y sumisos, a si a los devoradores de sueños les cuesta poco engañarnos y controlarnos.

      Salud.

      Eliminar