jueves, 4 de mayo de 2017

¡RARO!

¡Es definitivo! ¡Soy raro!

Ayer el mundo sufrió una convulsión espantosa, horrible, horripilante, fue como si llegase el fin del mundo, temblaron los cimientos de la civilización occidental, entre las buenas gentes cundió el pánico y la desesperación, las autoridades lanzaron comunicados llamando a la calma ¡EL WHATSAPP SE HABÍA ESCACHIFOLLADO!

Y yo inconsciente de mi, mientras tanto en casa tan tranquilo, conversando en vivo y en directo con Ninoska, sin enterarme de nada, ajeno al terrible drama que el mundo mundial y parte del extranjero estaba sufriendo (incluido Móstoles y Pernambuco).

Lo dicho, no tengo perdón ¡Soy raro muy pero que muy raro!

4 comentarios: